Historias Corazón de Hojalata

Lámpara Dúo de anchoa

Lámpara duo de anchoas

Somos dúo de  anchoa, dos latas de primera calidad. Siempre hemos estado juntas, tenemos denominación de orígen y solo conteníamos pura anchoa del Cantábrico limpiada a mano. En nuestro interior preservábamos las mejores anchoas en el mejor aceite. Las señoras hacían el resto con esmerado cuidado. Sus hábiles dedos levantaban elegantes torres de anchoas tan limpias que mas que simples salazones parecían cintas de terciopelo. Hoy en día estos trabajos tan laboriosos solo resisten en algunas empresas de índole familiar que defienden una manera de trabajar el producto con el respeto que este merece. Transcurridos sólo unos días de nuestra adquisición en el mercado de la latina llego nuestra apertura; el gran dia. Me abrieron en Noche Buena y blanca aguanto un poco mas, hasta la comida de reyes, pero no duramos mucho. En pocos días solo conteníamos residuos de aceite y migas de pan. Nos entro el pánico: ¿ahora que hacemos? No sabíamos si podríamos aportar algo en esta vivienda, si nos habían limpiado y estábamos en la ventana a la espera de nosequé. Joder, que puto firio hizo ese invierno. Bueno, unos días mas tarde la suerte llamo a la ventana. Hace más de 25 años, se dice pronto, la jefa de la cocina tenia un problema cuando regaba las macetas. Estaba claro, era la evacuación del excedente de agua y la verdad no teníamos elección, eso o la basura. Hemos servido eficientemente en el alfeicer de la ventana, hemos visto florecer a los geranios un año tras otro, pero el tiempo no pasa indiferente para nadie. A blanca se le hizo un poro y empezó a perder agua. Era una fuga sin solución. Intentaron ayudarle, le pusieron un plato de cristal, pero no tenia ni un fondo ni daba la altura para albergar el agua sobrante. Charco cada dia. Hay que saber cuando llega el momento y cambiar de utilidad. Cualquier cosa antes de ir a la basura. Nosotras siempre hemos sido unas resistentes. Ahora estamos asociadas a pata de silla escolar, un gran logopeda en sus tiempos y con punta de viga, un troco de la old school. Uno de esos troncos irrompibles, duros como el acero que nos da el soporte necesario. Tenemos una rotación de 360 grados, somos una lámpara divertida y única y siempre te sacaremos una sonrisa perfecta para una habitación, o sobre un escritorio. Y no se me puede olvidar, hemos incorporado un cuello de cubo de pintura para entrelazar los latones, nos da un toque fifting estilo american dinner.

+ Ver más Corazón de Hojalata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s